A veces, andando por una ruta perdida, te sales del camino y te encuentras sitios como este. Lugares mágicos, de tranquilidad increíble.
Sitio absolutamente desconocido entre Mount Aspiring y la costa oeste de Nueva Zelanda.