Bien. No podemos hacer el descenso del whanganui hasta el día siguiente. No podemos movernos de la zona. Y tenemos un patrimonio dual de la humanidad formado por 3 maravillosos volcanes activos, uno de los cuales estaba en erupción hace un año. Ayer vimos el Ruapehu (la montaña del destino en el señor de los anillos). ¿Y si vamos al Tongariro? Molaría muchísimo hacer el cruce alpino del Tongariro, pero no tenemos ni guía ni transporte… ¿Y si lo hacemos por nuestra cuenta?

Raudos y veloces cogemos el coche y salimos por la única carretera en dirección a la ladera este del Tongariro. A mitad de carretera parte una pista de tierra que en apenas 10 km deja en el inicio de la ruta. 19.4 km, sol abrasador, y hemos llegado demasiado tarde. Lo adecuado es salir sobre las 7 y son casi las 10. Echamos un vistazo a la ruta y a la alarma de actividad volcánica. Bien! Está en naranja. Ojala erupción. Pero no tuvimos tanta suerte. Eso si, el acceso al cono principal está prohibido para que recupere “Maná” tras la última erupción, hace un año. Cosas maories, piter.

_MG_8665

_MG_8666

Tenemos un par de botellas de agua, un par de piezas de fruta, calzado adecuado y equipo para el frío. Hace bastante rasca a pesar de ser verano. Nos disponemos a salir cuando un helicóptero con un bidón colgando de una cadena se acerca a toda leche y aterriza a 50 metros. Parece ser que están reconstruyendo el camino porque en invierno queda destruido. Nos ponemos en marcha a buen paso. Hay algunas nubes (menos mal) y el terreno es precioso.

_MG_8569

La primera parte de la ruta transcurre a través del Mangatepopo Valley. Un riachuelo que transcurre entre planicies de lava y un valle que en algunos momentos se vuelve mas escarpado con algunas pequeñas cascadas. Pasamos cerca de una cabaña del DOC utilizada para las rutas de varios días y seguimos subiendo. El cono del Ngauruhoe cada vez crece mas.

_MG_8571

El agua del río no es potable por la cantidad de minerales que arrastra el agua, pero viene bien para echarse agua por encima y refrigerar. Empieza a hacer mas calor. El valle va dando lugar a una explanada mientras nos acercamos a las Mangatepopo springs, que originan el riachuelo. Hay una ruta a los manantiales que haríamos bastantes horas después, a la vuelta.

_MG_8580

Tras un pequeño descanso, comenzamos el primer ascenso un poco duro. 350 metros de desnivel a traves de dos coladas volanicas, una de 1870 y la otra de 1975. El terreno es MUY rugoso, el camino complejo y el calor, horroroso. No hay absolutamente ninguna sombra y las últimas nubes están desapareciendo. Esta parte es un poco la muerte, pero al cabo de un rato llegamos al crater sur. Aquí tiene su base el cono de picon y cenizas del Ngauruhoe, pero el acceso se encuentra cerrado por los Maories para que recupere Maná (prestigio) tras la erupción del año pasado. Llevamos recorridos 8km, menos de la tercera parte de la ruta. Las vistas son absolutamente preciosas y al fondo se distingue la forma del volcan Taranaki, situado a mas de 150km.

_MG_8591

_MG_8596

Nos ponemos en marcha de nuevo. El terreno es plano y ha cambiado completamente. Estamos en el interior del crater sur. Las coladas de lava dan paso a un terreno de cenizas volcánicas amarillentas. Al fondo vemos una formación geologica por la que tendremos que subir para llegar al Red Crater, nuestro próximo destino. Tras el ascenso de hace un rato, andar en horizontal por un suelo blandito es maravilloso. Las vistas del Ngauruhoe son increibles, estamos tocando su ladera. Aunque me encantaría que hubiera una erupción, estamos en el tramo mas peligroso ahora mismo. Una vez nos vamos acercando al siguiente ascenso nos damos cuenta de que la escala engañaba. Es aun mas complejo que el anterior. El sendero está mucho peor y en algunos tramos hay que subir utilizando manos y piernas, pero las vistas son increibles.

_MG_8598

_MG_8640

Nos vamos acercando al crater rojo. Huele a azufre y se distinguen fumarolas considerables en lo alto del cono que tenemos detrás. El terreno comienza a volverse rojo por la cantidad de hierro oxidado a alta temperatura en la roca. El crater está activo. Al cabo de bastante rato conseguimos llegar a la cima. Las vistas son increibles. Detrás tenemos el Ngauruhoe, a nuestra derecha tan solo a unos metros, el red Crater y delante nuestro, mucho mas abajo se pueden ver los emerald lakes. Al fondo, el gigantesco lago Taupo se pierde en el horizonte.

_MG_8618

_MG_8627

_MG_8638

Los emerald lakes son lagos ácidos formados por actividad geotérmica. Mas allá está el blue lake, llenando otro de los cráteres. El Blue Lake es sagrado y está prohibido bañarse o comer en su orilla.

El lago Taupo, al fondo, es una caldera formada por la erupción de un supervolcán hace 26500 años. Con un indice explosivo volcánico de 8, la Oruanui eruption es la erupción mas bruta de los últimos 100k años y lanzó al aire mas de 1000 km cúbicos de material, sumergiendo la isla norte en una capa de 200 metros de cenizas y escoria y provocando el último periodo glacial. Muy alegre todo. Para regocijo de los neozelandeses, el volcán Taupo no esta extinto, sino durmiente.

_MG_8620

_MG_8621

Descansamos un rato en el punto mas alto de la ruta, comemos nuestra manzana, e iniciamos el descenso. Las vistas desde arriba eran realmente increíbles. Nos damos cuenta de que hemos traído poca agua (fail absoluto, no puede pasarnos esto después de pasar tanto tiempo en el desierto de australia). Estamos cerca de las ketetahi springs, pero no se recomienda el acceso desde que un montañero se cayera dentro y muriera hervido. Las demás fuentes de agua también son de origen geotérmico, contienen metales o son inaccesibles.

_MG_8629

El descenso resulta algo complicado. Si para subir había que usar manos y piernas, en el descenso el suelo se va deshaciendo y tengo que tener cuidado en no provocar avalanchas sobre Amarna. Pero es cuesta abajo y el sol empieza a bajar un poco, con lo que el calor es mas soportable.

_MG_8641

_MG_8646

Al llegar de nuevo a Mangatepopo Springs tomamos la ruta alternativa hasta alcanzar la pequeña cascada que nace de la nada. El camino es complejo y el suelo está muy húmedo. Pero poder beber y meter la cabeza debajo de un chorro de agua fresca merece la pena. Estamos bastante extenuados.

_MG_8655

Seguimos caminando por el valle, paralelos a una formación volcánica que parece bastante antigua llena de columnas basálticas. El camino se hace eterno. Empieza a hacer frio. Y empieza a aparecer vegetación. Finalmente, poco antes de que se ponga el sol llegamos al aparcamiento. Hemos hecho aproximadamente unos 20km y estamos destruidos. Pero ha merecido al pena. Comprendo que esté considerada una de las rutas de un día mas impresionantes del mundo.

_MG_8658

Me acuerdo de Hel, de Coryus y de Diana. Habrían disfrutado muchísimo de esta ruta.

Absolutamente llenos de polvo y asquerosos, cogemos el coche y nos dirigimos hacia Raetihi. Recordamos que a primera hora de la mañana nos montamos en un 4×4 con remolque que nos va a soltar en el punto mas remoto de la isla norte con un kajak. Bueno, no puede ser tan complicado… Es un río, es corriente abajo, tenemos 3 días y solo son 87km, pensamos, ignorando que la gente con experiencia en kajak pasa meses practicando para hacer este trayecto…