El que ama arde
y el que arde
vuela
a la velocidad de la luz.