Esto lleva guardado meses. Fui expresamente a San Andres a uno de los 4 bares que tiene en la carretera que atraviesa el caserio, para documentar semejante barbaridad y que Voet lo viera.

Impulsado por sus posts sobre los pifostios gigantes que se comen por sus tierras, cogi la camara y pedi una pechuga de pollo empanada. Es dificil apreciar las proporciones. Quiza sirva como ejemplo destacar que el diametro es mayor que el de una botella de agua! Engaña porque las patatas son monstruosas, pero claro, en el mostrador tenian expuesta una lechuga de 12 kg (o eran 20, no me acuerdo). Esta gente es muy bruta.

El interior esta relleno de queso de verdad, absolutamente maravilloso, y un monton de lonchas de jamon riquisimo. El pollo se deshace. Esta jugoso. No esta nada seco, como podia parecer inicialmente. El empanado debe ser cuadruple, porque parece la corteza de marte. En definitiva, va a ser lo que mas eche de menos de El Hierro 🙂

Chocopollo

Voet, tienes que probarlo!