Viaja. Esto estaba escrito en una madera en la pared de una casa construida sobre un nido de pinguinos, en frente de la isla de Kapiti, en Paepapariki. El duenio de la casa era un explorador loco que cazaba kiwis por las noches para ponerles radiotransmisores. Supongo que si algun biologo lee el weblog, se dara cuenta de que no es algo tan sencillo como cojer mariposas. Me lo copie a una libreta, y luego lo posee desde una conexion asquerosa sin dar explicaciones…