El dia 14 seguimos recorriendo las mesetas de Atherton.

Fuimos de cascada en cascada, lucia el sol y parabamos donde nos daba la gana. Rodeados de selva por todas partes, recorrimos una distancia muy pequeña comparada con otros dias porque ibamos parando en todas partes.

australia

Usamos una de las cascadas, que estaba repleta de libelulas, como ducha y para lavarnos mediantemente. La selva nos rodeaba por casi todas partes, aunque las colinas onduladas repletas de hierba ocupaban grandes espacios a nuestro alrededor. Por la tarde nos sorprendio una tormenta electrica brutal, que hizo que nos tuvieramos que refugiar, justo cuando anochecia, en los alrededores de Milla Milla.

australia

A pocos metros del aparcamiento desierto que usamos como base, una cascada espectacular daba a un lago. Luciernagas espectaculares que se veian a mas de 100 metros contrastaban con los relampagos que caian a nuestro alrededor. Por suerte la lluvia que acompaño a la tormenta hizo que refrescara un poco, pero tras el accidente de la noche anterior, dormir resultaba muy complicado. Aun asi dormimos de maravilla y al dia siguiente lo primero que hicimos tras despertarnos fue meternos en el lago de la casacada a nadar.

australia

Hicimos unas cuantas rutas el dia 14 que nos ofrecieron un muetrario espectacular de bichos venenosos y no tan venenosos. En australia hay dos tipos de bichos. Los mortales que se ven a 2 km por su colorido extremo, y aquellos en los que te sientas ya que su camuflaje es indistinguible del suelo. De hecho no pongo muchas fotos de estos ultimos porque es imposible distinguirlos de las hojas.

Así que hoy toca sesion de bichos:

australia
Aqui perdio Lara la tapita de la camara de fotos, despues de decirle mil veces que no la quitara ¬¬

australia

australia

australia

australia
Esta libelula era *transparente*. En serio.

australia

australia

australia

Queda otra tanda de fotos del dia 14 que postearé en breve 🙂

El recorrido (3507km):


Ver mapa más grande