Segundo post sobre la dieta. Que ya debeis estar hartos de beber agua.

Si todo va bien, el concepto de ritual, fuerza de voluntad, planificacion, y repetir algo x veces al dia esta ya asimilado.

El siguiente paso que di en mi dieta fue eliminar los carbohidratos blancos. Menos la coliflor. Pero como no me gusta, da igual 🙂

Al quinto día de beber 2.5 litros de agua cada 24 horas, dejó de costarme. Me bebía mi agua con total naturalidad. Tenia mis botellitas siempre preparadas y se convirtió en un habito. Asi que DEJÉ de comer hidratos de carbono blancos. Que coinciden con los que tienen un indice glucemico alto.

Fuera PAN. No volver a comer pan.
Fuera PASTA. Hay sustitutos maravillosos. Antes la gente venia a mi casa a comer pasta porque me salia muy bien. Ahora vienen a comer pasta de calabacin, porque está mas rica aun.
Fuera ARROZ. ni integral ni leches. Se acabó el arroz (oh dios mio, que hare con el sushi! No te preocupes, podrás hincharte a sushi una vez a la semana)
Fuera HARINA. Ni rebozados ni empanados ni tortitas ni nada de nada.
Fuera PATATAS. De ningun tipo y en ningun estado de la materia. Ni en tortilla ni en pure. Ni asadas ni fritas. Esto es lo que mas me costó.
Fuera AZUCAR. Bienvenido edulcorante. La glucosa que necesita tu cerebro viene de otros sitios, no te preocupes.

¿De donde voy a sacar los hidratos? Se preguntará alguno. Pues de los que yo NUNCA comía, que son los buenos. Garbanzos. Si, de frasco de cristal, lavados y en ensalada. De las lentejas. De las judias, pintas o blancas, de gran cantidad de verduras que están muy ricas. Del calabacçin a la plancha o en pasta. De las setas.

Este fue mi segundo paso. Dejar de comer esos carbohidratos. Y empezar a comer de los otros. Al cabo de 2 semanas me habia bajado la cintura. Y entonces empece con la comida libre semanal . Desde luego con una buena cantidad de proteinas.

Sigo en el próximo post.