Viaja. Sal de tu pueblo, de tu país, de tu continente.

Cuando viajas eres extranjero en tierra extraña. Eres visitante. Eres turista. Eres guiri. Eres infiel. Eres inmigrante.

Viaja para que veas como viven otras culturas. Como piensan. Que comen. Como se desplazan. Como llaman a sus pueblos, sus montañas y sus ríos.

Sobre todo, viaja para que te reciban. Para que te acojan con los brazos abiertos. Para que te inviten a sus casas y te enseñen sus costumbres.

Si viajas y eres cuidadoso, tratas bien a quien te recibe, al entorno y a la naturaleza, igual puedes acabar pensando que la gente que viene a tu continente, tu país o tu pueblo también puede ser cuidadoso y tratarte bien.

Viaja para dejar de tener miedo de los nuevo, convirtiendote tu mismo en esa novedad que aparece en un sitio remoto.

Igual tienes mala suerte y acabas en uno de esos poquísimos sitios de este planeta donde, cuando llegas, te dicen que te vuelvas a tu país, que aprendas su idioma si quieres pedir algo, que vas a robarles el trabajo, la comida, el ego. Aunque seas un simple visitante, ni siquiera un turista. Si tienes esa mala suerte, trata bien a la gente que te rechaza.

No cambiaran, porque poca gente cambia, pero no les darás la razón.

Cuando llegues a una mezquita, a una sinagoga o incluso a una iglesia, se respetuoso. Aunque Dios no exista. No tiene que ver: cuanto estés en el habitat de otra persona, muestra respeto o no vayas. Igual a alguien le suena.

Cuando pagues 200 euros por un mes de apartamento en Tailandia, piensa que eres el turista guiri que sube los precios de Barcelona. Pero en otro país.

Cuando viajes, no seas un turista. Se un visitante. Observa y aprende. No intentes imponer tu estilo y tus ideas.

Y sobre todo, si viajas, intenta viajar de verdad. Al menos una vez en la vida.

Sin lugar de destino.
Sin fecha de vuelta.

Merece la pena, de verdad.

Y si viajas de verdad, cuando vuelvas a tu lugar de origen, seguramente verás con otros ojos a todas aquellas personas extranjeras que hay a tu alrededor. Y las trates de otra manera.